Además de su uso mayoritariamente en la industria de la construcción, el acero inoxidable por sus características anti-corrosivas; es utilizado en otras diversas ramas de las actividades del hombre moderno y entre las más conocidas podemos citar las siguientes:

-En la medicina: es cada vez más frecuente encontrar equipos médicos y quirúrgicos fabricados con este preciado material, y existen generalmente dos formas o maneras de usarlo en esta área. El primero lo observamos en los instrumentos fabricados con acero inoxidable “normal”; y dentro de ese rubro encontramos instrumentos dentales, instrumentos quirúrgicos, riñoneras metálicas, etc. Su importancia principal radica en que es un material que puede ser esterilizado con facilidad y no se corroe, convirtiéndose así en el material ideal para los instrumentos que deben estar siempre estériles, con el fin de prevenir y tratar infecciones.

El segundo lo encontramos en equipos e instrumentos fabricados con aceros inoxidables especiales; como los fabricados con acero inoxidable austenítico que se caracteriza por la formación de austenita; que es una aleación de diversos materiales como níquel, magnesio, nitrógeno, etc. con el acero básico; lo que lo hace más resistente a la corrosión, con mayor formabilidad y mejor adaptabilidad a la soldadura. Estas características especiales lo convierten en excelente material para la fabricación de instrumentos especiales como el escalpelo, el fórceps y el cincel quirúrgico.

Otra área donde se utiliza este tipo de acero especial, es en la fabricación de implantes quirúrgicos tales como; clavos y placas, para sostener huesos rotos e implantes para sustituir articulaciones. De igual forma, por su naturaleza ligera y súper resistente a la corrosión; se utiliza un acero llamado Superaustenítico, para la fabricación de las plataformas petroleras submarinas ya que por ser el petróleo y el agua de mar tan corrosivos, es el único material capaz de aislar o contener su poder corrosivo.

El uso de acero inoxidable también lo encontramos en la industria química y farmacéutica, ya que en estas actividades suele lidiarse con sustancias tóxicas, peligrosas y muy corrosivas. Esto obliga a los fabricantes de estas grandes plantas de producción, a utilizar en su fabricación acero inoxidable de alto grado. Y es así como encontramos, que los componentes diversos de estos complejos industriales; tuberías, tanques de almacenamiento, etc., son hechos a base de acero Súper Dúplex; que son dos veces más fuertes que el acero austenítico. Además de ser más liviano se convierte en pieza fundamental en los diseños para construcciones livianas.

 

 

Categorías: Empresa

ᐅ Cantineoqueteveo, Cantineo que te veo by Altamiraweb. Cookies